Frases de

Gambito de dama (2020)

Título original: The Queen's Gambit

Dirección: Allan Scott | Scott Frank
Genero: Drama | Ajedrez

Sinopsis:

Kentucky, años 60. En plena Guerra Fría, la joven Beth Harmon (Anya Taylor-Joy) es una huérfana con una aptitud prodigiosa para el ajedrez, que lucha contra sus adicciones mientras trata de convertirse en la mejor jugadora del mundo ganando a los grandes maestros, en especial a los rusos.

Actuaron:

Anya Taylor-Joy, Isla Johnston, Annabeth Kelly, Bill Camp, Christiane Seidel, Rebecca Root, Chloe Pirrie, Marielle Heller, Harry Melling, Patrick Kennedy, Jacob Fortune-Lloyd, Sergio Di Zio, Dolores Carbonari, Eloise Webb, Max Krause, Ryan Wichert, Jonjo O'Neill, Louis Serkis, Janina Elkin, John Schwab, Millie Brady, Bruce Pandolfini, Marcus Loges, Thomas Brodie-Sangster, Moses Ingram, Marcin Dorocinski, Matthew Dennis Lewis, Russell Dennis Lewis, Akemnji Ndifernyan, Murat Dikenci, Alexander Albrecht, Tatsu Carvalho, Michel Diercks, Rebecca Dyson-Smith, Reda Elazouar, Sam Gilroy, Hubertus Grimm, Charlie Hamblett, Madeline Holliday, John Hollingworth, Tim Kalkhof, Raphael Keric, David Masterson, Steffen Mennekes, Alberto Ruano, Kyndra Sanchez, Sarah Schubert, Ricky Watson, Martin Müller

Algunas Frases:

Ya tienes mucho más que ellas. Y algo que ninguna de ellas tiene. Talento.
Los estadounidenses jugamos solos. Somos muy individualistas. No nos gusta que nos ayuden.
Diría que es más fácil jugar ajedrez sin la carga de una nuez de Adán.
Es probable que seas la mejor ajedrecista con la que jugué en mi vida.
Por un tiempo, yo fui todo lo que tenías. Y por un tiempo, tú fuiste todo lo que tenía. No éramos huérfanas. No si nos teníamos la una a la otra.
Has sido la mejor en lo tuyo por tanto tiempo que no sabes cómo vivimos los demás.
Y veamos dónde estás. Porque después de verte cinco minutos, parece que estás en el fondo de un pozo. Un pozo que cavaste tú misma. Mi consejo, deja de cavar.
Los estadounidenses jugamos solos. Somos muy individualistas. No nos gusta que nos ayuden.
Los hombres van a pretender enseñarte cosas. Eso no los hace más inteligentes. En general, no lo son, pero los hace sentirse más importantes.
La clave es no vacilar. Debes jugar con total confianza. Puedo ver si alguien es hábil o no, solo por cómo mueven la primera pieza.
Es una insensatez arriesgarse a volverse loco por un tema de vanidad.

Acción

Acción