Frases de

Una mente brillante (2001)

Título original: A Beautiful Mind
País: Estados Unidos
Dirección: Ron Howard
Sinopsis:
Obsesionado con la búsqueda de una idea matemática original, el brillante estudiante John Forbes Nash (Russell Crowe) llega a Princeton en 1947 para realizar sus estudios de postgrado. Es un muchacho extraño y solitario, al que sólo comprende su compañero de cuarto (Paul Bettany). Por fin, Nash esboza una revolucionaria teoría y consigue una plaza de profesor en el MIT. Alicia Lardé (Jennifer Connelly), una de sus alumnas, lo deja fascinado al mostrarle que las leyes del amor están por encima de las de las matemáticas. Gracias a su prodigiosa habilidad para descifrar códigos es reclutado por Parcher William (Ed Harris), del departamento de Defensa, para ayudar a los Estados Unidos en la Guerra Fría contra la Unión Soviética.
Principales actores
Russell Crowe, Jennifer Connelly, Ed Harris, Paul Bettany, Adam Goldberg, Judd Hirsch, Christopher Plummer, Josh Lucas, Anthony Rapp, Austin Pendleton, Jason Gray-Stanford, Vivien Cardone, Ron Howard
Una mente brillante (2001)

Algunas frases

La pesadilla de la esquizofrenia, es no saber lo que es verdad.
Las clases opacan la mente, le quitan el potencial creativo al estudiante.
El hombre es capaz de tanta atrocidad como tiene imaginación.
Necesito creer que algo extraordinario es posible.
No, no creo en la suerte, pero sí en asignar valor a las cosas.
La competencia siempre produce perdedores.
Debe haber una explicación matemática para una corbata tan fea.
Mi maestra de primero me dijo que nací con dos raciones de cerebro pero con solo media ración de corazón.
Caballeros, ¿debo recordarles que, mis probabilidades de éxito, aumentan en cada nuevo intento?
No hay nada seguro John, es lo único seguro que sé.
- ¿No le ocurre que a veces sabe algo y no sabe por qué?
- Constantemente...
Tú eres mi unica razón. Eres todas mis razones.
Lo que distingue lo real de lo irreal está en el corazón.
Oppenheimer decía: El genio ve la respuesta antes de la pregunta.
Sólo en la misteriosas ecuaciones del amor puede encontrarse alguna lógica.
- ¿Por qué? ¿Por qué no puedo?
- Porque su mente es la que ha originado el problema.
Se te dan mejor los números enteros que la relación con la gente.
Las convicciones son un lujo que sólo se pueden dar los observadores.
Las matemáticas nunca te llevarán a una verdad más alta ¿y sabes por qué? Porque son aburridas. Muy aburridas.

Compartir la información

Más frases...